confesiones de prostitutas prostitutas enculadas

Entre los colegas que venían de Honduras para entrenamientos en Guatemala estaba Francisco, un compañero un tanto nervioso pero buena onda que había venido varias veces. Era bueno en su trabajo y cumplía sus metas de ventas, así que los dueños de la empresa estaban contentos con él. Tres meses después de cambiarme a mi nuevo apartamento, mi vecino, que me alquilaba el mismo, se ganó la lotería.

Siempre me pareció una buena persona. Se llamaba Gabriel, a secas, como me pidió que lo llamara. Acababa de cumplir cuarenta y no trabajaba, vivía de algunas rentas. Con la noticia de que había ganado la lotería vi rondar la casa a varias personas que nunca había visto. Familiares y amigos que tenía tiempo de no ver se aparecían por su casa.

Sin embargo, nadie le sacó dinero porque él tenía sus propios planes. Tenía poco tiempo de haberme mudado al barrio cuando se pasó a vivir a la par de mi casa una mujer que alborotó al vecindario entero.

Yo tenía quince años. Yo vi cuando el camión de mudanzas bajaba las cosas de la vecina una tarde de abril. Yo solo me quede ahí inmóvil pensando en lo que estaba por sucederme.

Entonces se acerca a mi y puso su tranca a la altura de mi boca y me dijo que se la agarrara. Después de un rato, uno de ellos me empezó a escupir en mi vagina y empezó a tratar de meterme todos los dedos de su mano en mi rajita, luego me levanto e hizo que me sentara en su tranca y me la clave hasta el fondo.

Entonces otro se puso de frente a mi y con mucha fuerza también me la metió. Tenia dos trancas dentro de mi vagina al mismo tiempo. La verdad es que al principio me dolió un poco por la sorpresa, pero después mi vagina se dilato que fue algo muy placentero. Estaba siendo doblemente penetrada, los otros dos se pusieron frente a mi y yo me turnaba en chuparles el pene a cada uno. Tuve tantos orgasmos que perdi la cuenta. Momentos después se separaron, me sentaron y tenia las cuatro trancas cerca de mi boca.

Entonces uno a uno se empezaron a venir eyaculando en mi boca. Yo excitada y asustada así lo hice, me trague la leche de los cuatro tipos. Terminado todo me pagaron muy bien yo ya estaba cansada, dos de ellos me fueron a dejar al lugar donde me habían encontrado. Al llegar, de nuevo repartí el dinero entre mis compañeras.

Así que tome un taxi de regreso y le dije que me dejara en un parque que esta cerca de mi casa. Durante el camino se me ocurrió una forma muy deliciosa de terminar la jornada. Al llegar a mi destino le dije al taxista Disculpe, no tengo efectivo pero si usted quiere le puedo pagar de otra forma, mientras con una de mis manos le acariciaba su vega por encima de su pantalón.

Su silencio me lo dijo todo. Así que le saque su tranca y me esforcé por darle la mejor mamada de su vida. Cuando baje del taxi me puse a pensar en lo que habia hecho y recorde lo que habia visto decir a una prostituta en un noticiero de la telvision: Yo no represento y no tengo porque representar a las mujeres de este mundo. Karin ya te he leído antes, y aunque algunas de tus descripciones son un poco toscas, al menos logras que uno lea todo hasta el final. A lo mejor si perseveras, podrías tener futuro como novelista erótica.

Pero el sexo es mas que una cosa entrando en otra. Raro eres un caso raro pues las prostitutas odian hacer esto pero lo hacen por necesidad pero quiza estabas muy caliente esa noche. Como dicen, para gustos colores, si esta es tu historia o es tu fantasía, no soy quien para jusgarte, en lo que a mi respecta, tu relato me agrada, y como dices, no tienes porque representar a todas las mujeres, son simplemente tus fantasías. Me causa morbo saber que puedes disfrutar de estas situaciones y te imagino en ellas.

Suerte con tus relatos, los leere conforme vengan. Mi correo es kalicr hotmail. T felicito, es un buen relato de sexo, tal vez poco erótico, pero cumple con el cometido que la mayoría buscamos en este tipo de lecturas: Si fue cierto muy tu cola. Si tienes otros relatos como este enviamelos a kaliman hotmail. Gracias por sus comentarios!!! Muchas gracias a todos por sus comentarios. Me alegra que mi relato le haya gustado a la mayoria.

Hola karin de ser cierta tu historia creo q te arriesgaste demasiado por cumplir tu fantasía pero ya la llevaste a la realidad, en fin, solo sé precavida, cuidadosa y nunka nunka dejes de quererte, un beso! Las prostis me ponen a Desde la tipica callejera pintarajeada con tacones y minifalda a la prosti de lujo que llamas a tu casa. Soy prostituta desde hace años Desde vivo de los hombres y me ha gustado tu historia,lo que pasa que yo empecé a alquilar mi cuerpo cuando me divorcié del padre de mis 5 hijos ,si no no lo hubiera hecho ,aunque hay dias que te acuestas con que te ponen y otros dias que no que son la mayoria ,yo con los años acabé siendo ademas la Madame de esta casa donde tambien alquilo mi cuerpo ,mi cuerpazo dicen mis amiguitos mas veteranos,y asi he sacado adelante a mis hijos.

Hhhaaaayyaaaaayyyy hayay mami ami me ubiera gustado saver donde t pusistes para ir a disfrutar de una tremenda coji mmm que rico lo cuentas he. Mi noche de prostituta. En respuesta a sagi Raro eres un caso raro pues las prostitutas odian hacer esto pero lo hacen por necesidad pero quiza estabas muy caliente esa noche 3 likesMe gusta.

En respuesta a kaliman En respuesta a luli En respuesta a jimy En respuesta a galleta Woooo que atrevida mu gusto mucho 1 likesMe gusta. Hhhaaaayyaaaaayyyy hayay mami ami me ubiera gustado saver donde t pusistes para ir a disfrutar de una tremenda coji mmm que rico lo cuentas he Me gusta.

Ultimas conversaciones Le soy infiel a mi novio con mi jefe Hydrance Intense Serum rehidratante Compartir.

: Confesiones de prostitutas prostitutas enculadas

JUGADORES LEICESTER PROSTITUTAS PROSTITUTAS LATINAS BARCELONA Pornstars prostitutas prostitutas el puig
Lamar odom prostitutas peleas entre prostitutas Prostitutas en rusia precios de prostitutas
PROSTITUTAS EN BARBATE PROSTITUTAS VECINDARIO Prostitutas majadahonda prostitutas baratas salou
PROSTITUTAS SUDAMERICANAS PROSTITUTAS BARATAS SABADELL Pelis de putas prostitutas juego de tronos
confesiones de prostitutas prostitutas enculadas

Confesiones de prostitutas prostitutas enculadas -

Después de un rato cambiamos de posición, entonces el la penetro y me dijo que me sentara en la cara de ella. Anuncios gratis en contactos de mujeres liberales, putas y scorts sant boi en Barcelona.

A las mujeres no les gustaba que se exhibiera y regaban la bola de que tenía sida. Entre los colegas que venían de Honduras para entrenamientos en Guatemala estaba Francisco, un compañero un tanto nervioso pero buena onda que había venido varias veces. Era bueno en su trabajo y cumplía sus metas de ventas, así que los dueños de la empresa estaban contentos con él.

Tres meses después de cambiarme a mi nuevo apartamento, mi vecino, que me alquilaba el mismo, se ganó la lotería. Siempre me pareció una buena persona. Se llamaba Gabriel, a secas, como me pidió que lo llamara. Acababa de cumplir cuarenta y no trabajaba, vivía de algunas rentas. Con la noticia de que había ganado la lotería vi rondar la casa a varias personas que nunca había visto. Familiares y amigos que tenía tiempo de no ver se aparecían por su casa. Sin embargo, nadie le sacó dinero porque él tenía sus propios planes.

Tenía poco tiempo de haberme mudado al barrio cuando se pasó a vivir a la par de mi casa una mujer que alborotó al vecindario entero. Yo tenía quince años.

Un día que regresaba a la casa de mis tíos en un taxi, al pasar por la zona, fingí sentirme indignada, y le comente al taxista que eso no debía de estar pasando en las calles. Tuve un orgasmo tan intenso que me prometí a mi misma que seria una fantasía que tenia que experimentar pronto para poder sentirme tranquila. Decidí que seria el próximo fin de semana si o si.

Los días previos al fin de semana me encontraba muy ansiosa, inclusive tenia dificultades para dormir pensando en lo que iba a hacer. Mientras lo hacia me empecé a excitar de una forma muy extraña. Como era una noche caurosa me vestí muy ligera de ropa y me puse mucho maquillaje. Entonces tome un taxi que me dejo a unas cuadras y me dirigí caminando hacia la calle donde estaban todas las prostitutas. Entonces al llegar enseguida me rodearon tres de ellas y me dijeron que ahí no me podía quedar por que era su zona, entonces les dije que solo seria por esta noche, que no fueran malas y me dejaran trabajar solo por hoy, después de estar discutiendo un rato dijeron que estaba bien si les pasaba una parte de lo que yo ganase.

Yo acepte y les dije que si. Las chicas me veían de forma extraña, tal vez les sorprendía que alguien como yo estuviera prostituyendose en la calle. Al fin llego mi primer cliente, era un tipo viejo y feo.

Me dijo que cuanto le cobraba por solo una mamada, entonces le dije que tanto, el dijo estas muy elevada de precio, pero me gustas mucho y te lo voy a pagar.

Entonces con muchos nervios y con gran excitación me subí a su auto, y le pregunte a donde iríamos. El se rió y dijo que no, que se lo hiciera en el auto. Busco un lugar oscuro y se estaciono, entonces se bajo la cremallera y se saco su pene, me tomo por la cabeza y me la bajo. Yo primero le empecé a pasar mi lengua por su glande, estuve así por unos minutos.

Al terminar de decir esto mi boca se lleno de abundante semen. Estaba tan excitada de sentirme una Terminado todo me fue a dejar al lugar donde me había encontrado. Al llegar al lugar tuve que repartir mi dinero, con las otras para que me siguieran dando chance de trabajar. No paso mucho tiempo y se paro un auto cerca de mi posición, era una pareja marido y mujer. El me dijo cuanto les cobraba por atenderlos a ambos y les dije el precio.

Sin decir nada me abrieron la puerta, salio la mujer y me dijo que entrara al auto en la parte delantera en medio de ellos. Entonces ya adentro la mujer, me metió la mano entre mis piernas y me empezó a masturbar suavemente yo solo me dejaba.

Me estubo masturbando durante todo el camino. Llegamos a unos departamentos y entramos, fuimos a una habitación nos desnudamos los tres y ella se recostó. El me empujo hacia ella y le empecé a chupar su clítoris mientras ella le mamaba la tranca a el. Después de un rato cambiamos de posición, entonces el la penetro y me dijo que me sentara en la cara de ella. Así lo hice y me empezó a chupar deliciosamente. Así estuvimos largo rato cambiando de posiciones, tiempo en el cual llegue a tener dos orgasmos, hasta que el señor estuvo a punto de acabar.

Nos ordeno que nos pusieramos las dos hincadas de frente a su pene con la boca abierta y lanzo abundantes chorros de semen en la boca y cara de cada una, los chorros parecían interminables.

Como ya había tragado el semen de mi primer cliente, no me importo hacerlo de nuevo. Después entre las dos lamíamos su tranca sintiendo como cada vez se hacia menos dura. Terminamos con un gran beso, entre ella y yo, compartiendo el poco semen que nos quedaba en nuestras bocas y caras.

Al poco rato llego una camioneta con 4 tipos jovenes dentro. Se acercaron hacia mi, y me preguntaron que cuanto les cobraría por una fiestecita privada, entonces les di el precio y me dijeron que me darían el doble pero a condición que hiciera todo lo que ellos querían. Después de pensarlo por un momento, les dije que estaba bien pero si me daban un poco mas de dinero.

Entonces discutieron un rato y me dijeron que si. Yo me imaginaba que ahí iba a empezar todo pero ni me tocaron. Entonces de momento uno de ellos me empujo a la cama, caí en ella al darme vuelta vi que todos se estaban desnudando.

Yo solo me quede ahí inmóvil pensando en lo que estaba por sucederme. Entonces se acerca a mi y puso su tranca a la altura de mi boca y me dijo que se la agarrara. Después de un rato, uno de ellos me empezó a escupir en mi vagina y empezó a tratar de meterme todos los dedos de su mano en mi rajita, luego me levanto e hizo que me sentara en su tranca y me la clave hasta el fondo.

Entonces otro se puso de frente a mi y con mucha fuerza también me la metió. Tenia dos trancas dentro de mi vagina al mismo tiempo. La verdad es que al principio me dolió un poco por la sorpresa, pero después mi vagina se dilato que fue algo muy placentero.

Estaba siendo doblemente penetrada, los otros dos se pusieron frente a mi y yo me turnaba en chuparles el pene a cada uno. Tuve tantos orgasmos que perdi la cuenta. Momentos después se separaron, me sentaron y tenia las cuatro trancas cerca de mi boca.

Skip to content 24 comentarios Le decían la Diabla porque tenía un tatuaje de un diablito sonriente prostitutas camp nou prostitutas rumanas xxx la parte baja de la espalda. Un día que regresaba a la casa de mis tíos en un taxi, al pasar por la zona, fingí sentirme indignada, y le comente al taxista que eso no debía de estar pasando en las calles. Señales de que lo vuestro es amor verdadero. Llegamos a unos departamentos y entramos, fuimos a una habitación nos desnudamos los tres y ella se recostó. Como ya había tragado el semen de mi primer cliente, no me importo hacerlo de nuevo. Mientras lo hacia me empecé a excitar de una forma muy extraña. En respuesta a luli

Confesiones de prostitutas prostitutas enculadas -

Entonces otro se puso de frente a mi y con mucha fuerza también me la metió. Al llegar, de nuevo repartí el dinero entre mis compañeras.


Warning: printf() [function.printf]: Too few arguments in C:\PB\Plugins\TemplateConvertorHost\htdocs\wordpress\wp-content\themes\creativ-business\comments.php on line 46

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *